Sobre mí

Comprendí que el cuerpo es la vía de conexión conmigo misma.


Hace ya unos años comprendí que el cuerpo es la vía de conexión conmigo misma. Esto fue gracias a la formación como instructora en el Sistema Río Abierto que abrió un mundo de sensaciones, emociones, intuiciones, partiendo del sentir del cuerpo y entrando en algo mucho más vivo, con más color.

Apareció lo espontáneo, libre, alegre; donde también existe el dolor como parte de la vida, una vida que fluye...como un río.

He seguido buscando y formándome en todo aquello que siento facilita la conexión con mi interno, partiendo de mi propia experiencia, trabajo personal y crecimiento hacia el cómo ofrecer al otro desde algo genuino.

Así descubrí la pasión por el estudio de la anatomía como eje para conocerse, e hice cursos complementarios que añadían al trabajo de Río Abierto una mayor afinidad con los masajes y el movimiento. 

Me formé como fisioterapeuta, quiromasajista, y complementé mis conocimientos con cursos de Anatomía para el Movimiento de Blandine Calais-Germain, equipo del que formo parte actualmente. También aprendí reflexología podal, y Anatomía Experiencial con Jader Tolja...

Formé parte, durante varios años, del proyecto Mus-e de la Fundación Yehudi Menuhin que está orientado a llevar el Arte a las Aulas para niños y adolescentes; donde impartía clases de movimiento en colegios como asignatura en horario lectivo. Actualmente doy clases de Movimiento Expresivo y Periné y Movimiento en la sala Wellco.

Colaboré en la Escuela de Verano de Rosa Sensat como formadora para el profesorado y también en el proyecto Reflexion-art del MNAC.

También estudié Bellas Artes, especialidad restauración y me apasioné con la técnica de laca japonesa Urushi, participé en exposiciones colectivas, incluso en Japón ;) y poco a poco el mundo del cuerpo fue tomando más espacio hasta que, como me dicen algunos clientes, pasé de restaurar Arte a restaurar... ¡Cuerpos! 


A tu disposición,
Brisa Esteve