TESTIMONIOS

Cristina

Psicóloga

”El trabajo de Brisa va más allá de un masaje convencional. Estoy aprendiendo a entender y a escuchar mi cuerpo de una manera sutíl y profunda. Para mi, además que un rato para parar, es un momento para escucharme y aprender a atenderme a mi misma; herramientas que luego puedo aplicar fuera de la sesión. Es un trabajo que cala.“

Pilar

Profesora de primaria

”... sentir el meu cos... és com si fóssim desconeguts l'un per l'altra...com si "jo" i el meu cos anéssim per separat i tota la seva saviesa, la seva experiència acumulada en tots els seus racons, plecs, la seva memòria se'n va posant davant , em diu a mi mateixa tant... ... intento deixar-me, q flueixi, em sento novata...començo a tenir la certesa que és una molt bona manera de tenir més coneixement de mi mateixa... d'entrar en els meus espais desconeguts, de prendre consciència, de poder descobrir el meu univers interior, sentir la connexió que m'ha de donar força...“

Esmeralda

Restauradora de arte

 "La firmeza de las manos de Brisa y su intuición hacen que el masaje se convierta en una delicia, no solamente trabaja una zona dolorida de tu cuerpo sino que es un masaje "integral", y al finalizar te sientes como nuevo!, os la recomiendo!"

Jorge

Ingeniero Técnico Agrícola

”Después de un tiempo acumulando tensiones provocados por la inseguridad laboral, la incertidumbre económica, la eterna crisis y alguna que otra decepción y cuando las pilas ya van marcando el mínimo, es el momento de pasar un agradable rato en manos de Brisa en un ambiente de paz y tranquilidad. Manos que parecen comunicarse con el cuerpo y que le dicen lo que uno mismo es incapaz de interpretar, consiguiendo recargar esas agotadas baterías y convertirlas en alcalinas de larga duración. Y si os sorprende, sólo puedo decir, ¡probarlo! es la mejor manera de pasar de un estado de ánimo apagado a una sensación mucho más placentera.“

Elisenda

Profesora de primaria

El masaje me acompaña y me guía en mi camino.

Hace más presente mi cuerpo. Me ayuda a escucharlo, a conocerlo y reconocerlo.

Me ayuda a encontrarme conmigo misma. Me da pistas hacia donde ir.

También a ver a los otros desde otra perspectiva.

LIBERTAD SENSIBILIDAD MIRADA ABIERTA SERENIDAD

SABER FRENAR MI IMPULSO PONERME EN EL SITIO DEL OTRO

OBSERVAR LAS PERSONAS DE OTRA FORMA

PERO SOBRE TODO EVOLUCIONAR