¿Qué ocurre en una clase de Movimiento Expresivo?

24.03.2017

El movimiento del Sistema Río Abierto permite movilizar la energía retenida, abandonar el esfuerzo, recuperar la fuerza y el movimiento natural desde el respeto y la escucha hacia uno mismo en un ambiente cercano y abierto.

Son encuentros para movernos, sentirnos, reencontrarnos con nuestro cuerpo y con la vida. Transitando de una técnica a otra con la intención de armonizar cuerpo, emoción y mente, exploramos nuestra fuente de energía.

Con música y en silencio, movimiento y quietud, solos o con otros.

Qué puedo sentir en una clase o a lo largo de muchas...

Aumenta mi vitalidad, fluidez y alegría.

Estoy más relajado; tengo menos tensiones corporales y mentales.

Recupero la escucha a mi cuerpo, la inteligencia emocional y la claridad mental.

Me abro a más expresividad, creatividad, juego.

Mi sensibilidad y percepción se despiertan, descubro lo que me hace bien y voy soltando lo viejo que ya no me sirve.

Mi cuerpo, mente y espíritu se armonizan conmigo mismo y con los demás.

Cómo es una clase de Movimiento Expresivo

Un calentamiento, respetando la llegada, preparando el cuerpo.

Un trabajo de baile-danza de tipo expresivo, primero desde la imitación del instructor y también danza libre individual o en parejas.

Una fase de relajación, armonización e integración.

Un pequeño espacio para compartir de forma breve la experiencia de la clase.

Elementos utilizados en una clase

Cuerpo, danza, energía, respiración, expresión, ritmo, música, silencio, contacto, conciencia corporal, dramatización, juego, canto, humor...

¿Te apetece probar?